¡Ayúdanos, #SalvaRalph!

Humane Society International hizo el lanzamiento oficial del tan bullado cortometraje  “SAVE RALPH” con la ayuda de famosos artistas de Hollywood, que dieron a conocer el relato de Ralph el conejo, quien nos muestra lo que es un día en la vida al interior del laboratorio de pruebas.

La campaña #SalvaRalph busca terminar con estas crueles prácticas, abordando la experimentación cosmética desde el punto de vista de uno de estos conejos, así como Ralph existen muchos otros animales, que sufren en laboratorios mundialmente con prácticas que al día de hoy se encuentran obsoletas. El cortometraje busca prohibir la experimentación animal, lo que podrá lograr con la firma de la petición por parte de los espectadores. (Si quieres ser parte de esta linda campaña salva a Ralph firmando digitalmente aquí.) HSI lidera de manera simultánea la lucha en esta materia por medio de esfuerzos legislativos en 16 países y regiones, incluidos Brasil, Canadá, Chile, México, Sudeste de Asia, Sudáfrica y Estados Unidos para que los consumidores puedan comprar productos de belleza y cuidado personal en cualquier parte del mundo, con la seguridad de que no sólo no fueron probados en animales sino que también la compra de los mismos no financia dichas pruebas de laboratorio. 

Únete a esta causa que nos involucra y en la que creemos firmemente, firma la petición para prohibir la experimentación con animales en Chile aquí.

Si quieres saber más sobre nuestra política Cruelty Free pincha aquí. #FightingAnimalTesting #SalvaRalph

 

Testado en animales: nuestra política

Para la elaboración de nuestros productos frescos hechos a mano solamente compramos materias primas a empresas que no experimenten con animales, ni pretendan hacerlo en un futuro.

No nos fijamos solamente en el material que adquirimos, sino en todo el comportamiento de la empresa a la hora de realizar sus ensayos. Esto significa que, aunque una empresa ofrezca algún material no sometido a ensayos pero encargue o lleve a cabo ensayos con animales por cualquier otra razón, no compraremos sus productos.

También consultamos la estructura corporativa de la empresa para ver si tiene vínculos financieros con otras que lleven a cabo o encarguen ensayos en animales.

Con esta política, podemos estar seguros de que los beneficios obtenidos por nuestros proveedores de materias primas no revierten en ensayos con animales. Esto significa que no trabajamos con empresas cuya postura ética sea contraria a la nuestra.

La creación de Lush se ha basado en esta política desde el primer día y creemos que así demostramos que es posible inventar, producir y comercializar toda una gama de productos sin pasar por la experimentación con animales. Nuestros fundadores lanzaron esta política en junio de 1993, cuando aún trabajaban en su anterior empresa, Cosmetics To Go. Así, cuando fundaron Lush en 1995, lo hicieron bajo esta misma política Cruelty Free, que ha pervivido hasta la actualidad.

¿Qué significó la legislación REACH (registro, evaluación, autorización y restricción de sustancias y químicas) para la política de LUSH?

REACH es un nuevo reglamento de la Comunidad Europea relativo a las sustancias químicas y su uso seguro (CE 1907/2006). Sus siglas (en inglés) se refieren al registro, evaluación, autorización y restricción de sustancias químicas. El objetivo de REACH es mejorar la protección de la salud humana y el medio ambiente a través de la mejora y la identificación temprana de los riesgos que las sustancias químicas suponen para la naturaleza.
A diferencia de las regulaciones previas, REACH elimina todas las tareas y las responsabilidades de las autoridades competentes y las transfiere a la industria. Introdujo procedimientos uniformes y requisitos de testado de todas las sustancias.

REACH trata de evaluar la seguridad de las sustancias químicas para la salud humana y el medio ambiente, por lo que describe los testados que se deben llevar a cabo para ver el impacto que tienen. Los testados utilizados para evaluar la seguridad de las sustancias químicas se llaman pruebas de toxicidad, y normalmente suponen el envenenamiento de conejillos de Indias, conejos, pájaros, peces, ratas y ratones, a pesar de que actualmente existen alternativas no animales.

La nueva legislación REACH sobre sustancias químicas nos afecta mucho más que a otras políticas sin crueldad: mientras que antes era posible cumplir todos los rigurosos requisitos legales de seguridad sin ninguna crueldad, esta nueva legislación hace que nuestros proveedores corran el riesgo de verse involucrados en testados realizados por terceros. La nueva legislación REACH sobre sustancias químicas afecta a nuestra política. Tal y como ya hemos indicado, nuestros proveedores no pueden estar involucrados en testados en animales ni encargarlos a otros proveedores o fabricantes que estén involucrados en testeo animal, los empleen o los encarguen, sea cual sea la razón. No obstante, tras la introducción de REACH, hemos tenido que hacer una excepción inevitable en nuestra política: si un proveedor se ve involucrado en testados en animales debido a los requisitos ineludibles de la legislación REACH, tenemos que “aceptarlo”. A pesar de que reconocemos la excepción inevitable de esta legislación, LUSH continúa animando a sus proveedores que tienen que realizar testados por seguridad, a utilizar métodos de testado alternativos y a financiar el desarrollo de otros métodos sin animales. También buscamos la manera de cambiar el origen o la fórmula de un producto para eliminar cualquier ingrediente que pase a testarse en animales.

Lush hace hincapié en esto y trabaja para que algún día dejen de realizarse ensayos en animales y éstos se encuentren protegidos por la legislación en todo el mundo.

Dificultades / otras políticas de ensayos

Ninguna otra empresa sigue esta política. Esto supone que, a menudo, no se nos incluye entre las empresas que quieren erradicar la crueldad simplemente porque las organizaciones que realizan las listas:

  • No entienden nuestra política
  • No cuentan con una casilla donde meternos, por lo que tendrían que crearnos una sección a medida, ya que nuestra política supera sus estándares
  • Solamente incluyen en sus listas empresas que se amoldan a su esquema
  • A lo mejor simplemente no están de acuerdo con nuestra forma de resolver el problema, ¿quién sabe?

No obstante, muchas organizaciones para la protección de los animales sí ven la solidez de la política de Lush y se enorgullecen de incluirnos en sus listas como empresa sin crueldad, aunque no nos encontremos en la misma categoría que sus otros estándares.

Es difícil seguir nuestra política, que implica que tenemos un abanico de proveedores menor que el de otras empresas.

¿Cómo pone en práctica Lush la política de ensayos sin animales?

Tal y como hemos dicho, Lush no realizará ninguna compra a empresas que lleven a cabo o encarguen ensayos con animales bajo ningún concepto (con la inevitable excepción de la legislación REACH). Para asegurarnos de que los proveedores cumplen nuestras normas, cada año llevamos a cabo una revisión de los ensayos sin animales de todos nuestros proveedores.

Cada año enviamos la declaración de no experimentación con animales a nuestros proveedores por correo electrónico.

El proveedor cuenta con un mes para rellenarla y devolvérnosla.

Si no nos devuelven la declaración rellenada (incluso después del tiempo otorgado al proveedor para responder cualquier pregunta) y firmada o si falta información, el proveedor se clasificará como “no autorizado” y tendremos que obtener el ingrediente de otro proveedor que sí cumpla los requisitos.

En caso de que un proveedor o material sea clasificado como “no autorizado”, se añadirá al “registro de materiales no conformes” que al final de la revisión, se redacta un informe, la “lista negra” interna se actualiza y se envía a las personas adecuadas de la empresa.

Todos los países en los que se fabrican los productos de Lush y que compran sus propios materiales deben llevar a cabo una revisión anual de los ensayos sin animales. Las instalaciones de producción de Lush en Australia, Canadá, Croacia y Japón envían su informe al Reino Unido, donde se distribuye entre las personas adecuadas.

Todos los años, un auditor independiente lleva a cabo una auditoría de los registros de Lush.

También se buscan los materiales que se hayan sometido a ensayos de REACH, y se intentan cambiar cuando es posible.

LUSH no realiza ensayos en animales, no utiliza materiales que contengan derivados animales que no sean adecuados para vegetarianos y solamente compra materias primas de productores que no realicen o encarguen ensayos con animales.

También establecemos una fecha límite para cada uno de los ingredientes, que no deben haber sido ensayados por el fabricante o en tu nombre como proveedor después del 1 de junio de 2007.

Para que podamos autorizar a los proveedores, deben rellenar y firmar la declaración de no experimentación con animales de Lush. Dado que se trata de un compromiso continuo, deben renovar la declaración todos los años. Además la declaración aparece como condición escrita en cada pedido que se hace a los proveedores.

Si nuestro proveedor forma parte de un grupo de empresas, deberán ser económicamente independientes de cualquier grupo que lleve a cabo o encargue ensayos con animales.

Nuestro objetivo es evitar que nuestro dinero se utilice en ensayos con animales, ya que estamos convencidos de que se trata de una actividad cruel e ineficaz a la hora de establecer la seguridad.

Nuestros distribuidores y proveedores de materias primas deberán confirmar que no llevan a cabo ni encargan ensayos con animales bajo ningún concepto. A su vez, si compramos directamente en origen o al fabricante, también deberán confirmar que no llevan a cabo ni encargan ensayos con animales bajo ningún concepto.

Les pedimos que confirmen si se han llevado a cabo ensayos en algún momento, cuándo decidió la empresa comprometerse a no volver a realizarlos y, si se han llevado a cabo para REACH, por qué, cuándo y para qué.

No sólo nos fiamos de que los proveedores rellenen y firmen nuestra declaración, también investigamos cada compañía. Comprobamos los materiales que venden, quién es el propietario, con qué otras empresas están relacionadas, etc. También verificamos si registran o venden sus productos en otros mercados que requieran ensayos con animales por ley, etc.

Tal y como ya hemos indicado, nuestros proveedores no pueden estar involucrados en ensayos con animales ni encargarlos bajo ningún concepto a otros proveedores o fabricantes que estén involucrados en ensayos en animales los empleen o los encarguen, sea cual sea la razón (con la inevitable excepción de cumplir con los requisitos de la legislación REACH).

Al firmar la declaración, nuestros proveedores confirman que, en caso de que la información que proporcionan en la declaración cambie, se lo comunicarán al equipo de compras de LUSH inmediatamente.

Resolvemos las preguntas más frecuentes sobre Henna

Usar henna puede abrumar solo de pensar en la aplicación, pero como podrás ver en la nota, no es para tanto. Como muchas buenas relaciones a largo plazo, para obtener un teñido con henna se requiere compromiso, pero los resultados valdrán la pena.

Hemos intentado recopilar en este artículo las dudas más habituales que surgen sobre la henna, por si te animas a usarla, para que sepas cómo hacerlo de principio a fin.

Usar un tinte natural para el pelo como es la Henna tiene muchos beneficios: cada tonalidad es completamente única en ti; cuando las raíces comienzan a crecer, el contraste de color es mucho más sutil que el de los tintes sintéticos; además tu pelo adquiere una capa protectora extra, potenciando la hidratación y el brillo.

Y ¡vamos al grano!

¿Qué es la Henna? ¿La henna de Lush es 100% natural?

Lawsonia inermis es una planta con flores que contiene un pigmento ancestral en sus hojas capaz de producir un pigmento con ricos colores en tonos rojizos a anaranjados. Comúnmente se cree que es autóctona del norte de África y Asia, la henna se ha utilizado para teñir el cabello, las uñas y la piel durante miles de años.

La Henna Lush es un tinte orgánico y 100% natural que funciona como un barniz sobre tu pelo natural cubriendo cada mechón de un color maravilloso. Dentro de sus ingredientes se pueden distinguir la Henna e Índigos Iraníes, así como también hierbas y aceites esenciales que beneficiarán tu cabello y cuero cabelludo.

¿Cuáles son los beneficios de la Henna?

¿Donde empezamos? La henna es uno de los pocos materiales que se encuentran en la naturaleza que tienen afinidad con la queratina del cabello, lo que significa que da un color increíble y duradero sin la necesidad de un mordiente químico que “fije” el color en su lugar. También es un ingrediente maravilloso para usar si lo que se busca es dar cuerpo al cabello, aumentar el brillo y hacer que tus mechones se vean y sientan maravillosamente saludables. Es tanto un tratamiento para el cabello (¡usa Brun en cabello castaño para verlo por ti mismo!) como un colorante natural.

¿Cómo funciona la Henna?

Las hojas de las plantas de henna contienen un compuesto llamado naftoquinona: que es uno de un grupo de pigmentos naturales que se cree que son responsables de cambiar el color de frutas fertilizadas y proteger las plantas contra la luz ultravioleta, la sequedad e insectos.

El tinte se produce cuando los “precursores naturales” de la hoja de henna (conocidos como henósidos) reaccionan a condiciones ligeramente ácidas com el jugo de limón, y se oxidan. El lawone luego se une a la queratina en la cutícula del cabello, y se obtiene el tinte en forma de barniz sobre la superficie.

¿Cuánto tiempo hay que dejarla?

En caso de que sea la primera vez que aplicas Henna o lo que buscas es teñir un cabello canoso, lo recomendable es dejarla actuar un entre 1 hora y 2 horas, pero si buscas un mayor efecto puedes dejarla hasta  tres horas.

En caso de tratarse de un retoque recomendamos dejar aplicada por al menos 45 minutos.

¿Teñir el pelo con henna ayuda a cubrir las canas? ¿Necesito hacer una prueba de mechón antes de usar henna?

El pelo canoso suele ser una mezcla de cabellos incoloros y con color.

Recomendamos aplicar Rouge antes de usar otro color. Las canas no suelen cubrirse por completo de henna pero suelen tomar un tono claro, tipo reflejos. Como siempre, es mejor que primero hagas una prueba en un mechón.

En el cabello que tiene más del 40% de canas, el resultado será muy vibrante, y debe seguir el mismo procedimiento para tratar el cabello blanco como rubio, usando Rouge como color base para contrarrestar los tonos verdes y luego seguir con su elegido. color. Es posible que deba aplicar Rouge dos veces si ese es su color elegido. Vuelva a aplicar su henna tantas veces como desee para mantener la cobertura fresca y sus cabellos más claros con más brillo.

Aunque no es oxidante, la henna está clasificada como permanente por muchos especialistas porque aporta un color tan duradero a tu cabello (particularmente tonos más claros). Como su hermoso color está aquí para quedarse a largo plazo, corte un pequeño mechón de cabello hacia la parte posterior de la cabeza cerca de la nuca y haga una prueba para asegurarse de que está 100% satisfecho con el resultado. Tendrá una buena idea del color final después de 48 horas si está usando un tono que contiene índigo (Brun, Marron y Noir), y después de 24 horas si está usando Rouge.

¿Puede aplicarse sobre cabellos ya teñidos con tinte convencional?

Puedes usar la henna después de un tinte químico. Sin embargo, si quieres usar un tinte químico después de usar la henna, deberías esperar al menos cuatro semanas (o hasta que haya perdido la mayor parte de su color).

Como la henna funciona como un barniz alrededor de la cutícula, si la has aplicado hace poco bloqueará los efectos del tratamiento químico y éste no podrá penetrar en la corteza para cambiar el color o la forma de tu pelo. Por eso es probable que las permanentes no sean tan efectivas poco después de un tratamiento de henna.

He tenido una reacción alérgica al tinte sintético para el cabello antes, ¿es seguro para mí usar henna Lush?

La henna es una alternativa de tinte de cabello maravillosa para las personas que tienen alergia a los tintes sintéticos. El ingrediente tiene un historial de uso increíblemente largo y su probabilidad de ser alérgico a él es muy baja (a menos que tengas una condición genética rara llamada Deficiencia de G6PD, en cuyo caso no debe usar henna). Sin embargo, si estás preocupado, puedes realizar una prueba de parche, aplicando una pequeña cantidad de pasta de henna Lush en el antebrazo, y dejar actuar durante dos horas. Luego, esperar 48 horas para asegurarse de que no tenga enrojecimiento ni irritación en la zona.

¿Reseca el pelo?

Todo lo contrariolas hojas secas de la planta de henna se muelen hasta conseguir un polvo que después se mezcla con manteca de cacao. Por eso estos bloques son como tratamientos de hidratación profunda para tu cabello, y aportan brillo y peso reduciendo la electricidad estática.

¿Cuánto tiempo dura?

La henna colorea la parte exterior de cada cabello y va perdiendo intensidad de forma gradual en un periodo de uno a seis meses. Es permanente y no se va con los lavados aunque irá perdiendo intensidad poco a poco con el tiempo. Por esto, y porque el tinte funciona como un barniz sobre tu cabello natural en lugar de cambiarlo de forma química, las raíces crecen de una forma mucho más sutil.

¿Qué colores puedo elegir?

Los bloques de Henna Lush están disponibles en 4 tonos, desde el rojo más brillante hasta el negro como la tinta. Puedes mezclarlos y combinarlos para adaptar sutilmente su color si lo deseas.

Rouge no contiene índigo, por lo que proporcionará un color rojo intenso que varía en intensidad dependiendo del color natural del cabello. El pelo muy claro tendrá los resultados más brillantes. Rouge también es una capa base esencial si vas de rubio a oscuro.

Marron tiene un alto contenido de henna pero la mezcla con índigo proporciona un castaño oscuro.

Brun contiene un mayor porcentaje de índigo que la henna para proporcionar un rico color marrón chocolate y pequeñas luces rojizas.

Noir contiene el porcentaje más alto de índigo para proporcionar un color negro intenso y profundo.

¿Se pueden mezclar los colores para crear distintos tonos?

¡Claro! Te dejamos las características de cada uno para que puedas elegir:

Brun está hecha con índigo y café molido para un tono chocolate profundo e intenso; Marron contiene café molido y jugo fresco de limón orgánico para crear un color castaño brillante con tonalidades otoñales; Noir es la más oscura, lleva índigo para conseguir un color brillante en tonos azulados; y Rouge lleva henna roja y jugo fresco de limón orgánico para conseguir un resultado rojizo e intenso, potenciando los reflejos de tu cabello.

¿Cuánta cantidad hay que usar? 

Depende del largo del pelo y de la cantidad. En general, para una melena por encima de los hombros, es suficiente con 4 pastillas (o 3 si el pelo es muy fino). Para melenas más largas, a la altura del pecho o por debajo, es aconsejable usar las 6 pastillas del bloque.

Y entonces ¿se puede conservar la Henna? Si no la has preparado, puedes conservarla durante mucho tiempo, por lo que si tu melena es corta, puedes usar el resto de bloque para retoques y siguientes aplicaciones sin problema.

Y si quieres saber cómo usarla sigue leyendo aquí

¿Puedo usar henna para colorear mi barba, cejas o pestañas?

La henna es una excelente opción para colorear tu barba. Los pelos de la barba son más gruesos que las fibras del cabello del cuero cabelludo y, por lo tanto, pueden requerir más aplicaciones. Obtendrás el mejor resultado si se limpia a fondo la barba de antemano. Kalamazoo es una buena opción, pero un exfoliante suave como Dark Angels también ayudará a eliminar la piel muerta y reducir la posibilidad de manchas. Si tienes una barba muy larga, usa un champú a lo largo y en las puntas. Aplique Ultrabland alrededor de la línea del cabello y siga los pasos a continuación.

Los bloques de henna se han diseñado para su uso en el cabello más grueso del cuero cabelludo, por lo que no recomendamos usarlos alrededor del área de los ojos, ya que esta área de la piel es muy delicada y las fibras del cabello son muy finas, los resultados no serán tan efectivos.

¿Con qué frecuencia puedo aplicar henna?

Puedes usar henna con la frecuencia que quieras para mantener tu color en buenas condiciones, ya sea una vez a la semana o una vez cada pocos meses. Las aplicaciones frecuentes también aumentarán el color para obtener un resultado más oscuro o más brillante, dependiendo de la cantidad de índigo o henna en el bloque elegido.

¿De dónde proviene la Henna Lush?

La henna es una planta autóctona de Medio Oriente que lleva usándose desde la antigüedad para teñir el pelo y la piel. Los bloques de henna Lush están hechos de henna persa de la mejor calidad, y están libres de tintes sintéticos. Se elaboran con las hojas secas de la planta de henna, que se muelen hasta conseguir un polvo que después se mezcla con manteca orgánica de cacao de comercio justo para convertirla en un bloque. Se añaden otros ingredientes naturales para crear diferentes tonalidades, cuatro para ser exactos: Brun, Marron, Noir y Rouge.

¿Puedo congelar mi henna sobrante?

No aconsejaríamos esto: ¡es mejor usar los productos Lush frescos!

Si necesita las instrucciones de uso puedes verlas aquí, o si prefieres ver un video explicativo, aquí te lo dejamos:

Cómo utilizar: Henna

Acá compartimos un video con el simple paso a paso para el uso de la henna. ¿Te animas?
Si tienes dudas puedes ver nuestra nota en https://www.lush.cl/comoaplicarlahenna/

#VidaLush #LushChile #ComunidadLush #Lushie ⁠#PeloSaludable

Publicado por Lush Chile en Martes, 6 de abril de 2021

Descubre cómo se creó la gama de cuidado afro

Lush ha estado creando productos capilares innovadores desde que comenzó sus andanzas con la empresa Cosmetics To Go. Desde el champú sólido hasta los tratamientos capilares sólidos, las invenciones de Lush siempre han ido un paso por delante en la industria de la cosmética. Pero todavía faltaba algo: una rutina capilar completa para cabellos afro. Yo misma, que trabajo en Lush desde hace años, no terminaba de encontrar suficientes productos que pudieran satisfacer mis necesidades.

Entra en escena Sarah Sango, que tiene 19 años de experiencia y que tuvo unos comienzos modestos. Después de empezar a hacer tés y cafés en su primer trabajo en un salón en Brixton (Londres), Sarah se formó como peluquera y obtuvo varios títulos para el cuidado del cabello afro en mitad de su maternidad. Con el tiempo, construyó una base de clientes y creó su propia marca. Antes de que se diera cuenta, estaba recorriendo las Semanas de la Moda y tomando la delantera en la peluquería afro.

“Muchas de las modelos negras se sorprendieron al ver que había una profesional para peinarlas. Están acostumbradas a que les digan que se arreglen el pelo ellas mismas o a que simplemente les rocíen el cabello con algún spray. Estar allí fue satisfactorio, pero también fue bastante molesto comprobar que no les ofrecían el mismo tiempo que a las modelos blancas”, explica Sango.

Sarah también es mi prima. Recuerdo que cuando éramos pequeñas quedábamos, junto a su hermana Renée, para arreglarnos el cabello y hacernos unas trenzas los domingos. Así, nuestro pelo estaba listo para el resto de la semana escolar. Estos peinados nos llevaban todo el día y Sarah lloraba y batallaba con su madre durante todo el proceso. Y así era como los lunes por la tarde volvía a casa sin las trenzas: “Solía ver a las niñas blancas corriendo por el patio con el pelo al viento y quería que el mío también lo hiciera”, dice Sarah. Como habrás podido adivinar, este comportamiento solía meterla en problemas.

Muchos años después, me encontré con Sarah en Brixton por casualidad y descubrí que era peluquera. ¡Qué suerte la mía! Me había pasado mucho tiempo descuidando mi pelo y quería un cambio. Fui a su peluquería para hacerme un tratamiento, cortarme el pelo y alisármelo. Ahora me tocaba a mí dejar mi pelo al viento. Todo esto mientras nos poníamos al día. Cuando echo la vista atrás, me doy cuenta de que crecimos en una época en la que lucir nuestro pelo en su forma natural no estaba bien visto. Incluso al final de la adolescencia y al principio de la veintena, elegíamos alisarlo en un intento de parecer “más profesionales” y vernos “más guapas”.

Desde ese día, solo he dejado que me peine Sarah. Y hemos experimentado un montón: he llevado flequillo; he lucido un tinte azul intenso y reflejos rubios; y le he permitido que le diera un buen corte a mi cabello. A lo largo de los años hemos creado lazos afectivos muy fuertes, y ella me ha apoyado en muchas de mis declaraciones de intenciones más valientes. También a lo largo de estos años nos hemos decidido a dejar nuestro cabello crecer de forma natural, ¡y a celebrarlo!

En 2018, Lush contactó con Sarah en su búsqueda de una peluquera afro experimentada. La marca estaba creando el Hair Lab, un laboratorio dedicado al cabello y necesitaba una profesional innovadora para unirse a esta nueva aventura. Sarah se reunió con el inventor de productos Daniel Campbell y rápidamente quedó claro que había nacido una colaboración duradera. Así es como la experta se unió al equipo como consultora de Cabello Afro de Lush y se puso manos a la obra. Por supuesto, se tomó su papel muy en serio: “Soy capaz de aportar mi experiencia, crear un producto, y aportar el conocimiento que tengo sobre la cultura que hay detrás del cabello afro: cómo lo cuidamos y lo que significa para nosotras”.

Así que, después de explorar y probar los productos que Lush ya tenía en sus estanterías, Sarah pudo entrar en el laboratorio con Daniel y decirle lo que faltaba: “Creo que dondequiera que vayas, debería haber productos disponibles para el cabello afro”, defiende antes de añadir: “Es mi objetivo y mi responsabilidad asegurarme de que todas las personas puedan encontrar productos adecuados para ellas cuando vengan a Lush. No soy científica y no estoy realmente familiarizada con las fórmulas. Pero conozco los elementos e ingredientes esenciales que un producto necesita para cuidar el cabello afro”.

Y así lo hizo.

Viendo los beneficios que el popular producto Avocado Co-Wash ya tenía para el cabello afro -con aguacate fresco rico en vitaminas y manteca de cacao hidratante-, Sarah pensó que lo ideal era crear una nueva versión libre de sulfatos: “Las magníficas infusiones de romero, lavanda y ortiga aseguran que el cabello y el cuero cabelludo sigan estando completamente limpios sin eliminar la hidratación natural del cabello afro”.

Glory – antes conocido como J’s Mom’s Okra – contiene gel de okra, crema de coco, y aceite de ricino, que se combinan para hidratar en profundidad: “Tienes que tener cuidado al manejar el cabello afro, es muy delicado. Glory permite peinar el cabello de forma fácil sin riesgo de dañarlo”.

Power, que se lanzó como Hair Necessities, es genial para los cabellos tratados químicamente. Gracias al boniato, repleto de biotina, y al aceite de almendras, que aporta brillo, proteges el pelo tanto si lo alisas como si experimentas con la decoloración y el color: “Está lleno de proteínas que ayudan a reconstruir la estructura capilar, así que si has decidido tratar tu pelo químicamente, Power llevará ese elemento reparador a tu rutina”, explica Sarah.

Luego vienen los productos para el peinado capilar. Como el método LOC es una rutina básica para muchas personas con cabello afro, Sarah quería crear un trío de productos que pudiera ser utilizado por separado o combinado, tal y como explica: “El método L.O.C. -que son las siglas en inglés de líquido, aceite y crema- se utiliza para hidratar en profundidad y conseguir un pelo sano. Después de lavar el cabello, se aplica un producto líquido sin aclarado a base de agua. Después, se fija la hidratación con aceite y, por último, se utiliza una crema para definir y sellar”.

El spray acondicionador Super Milk se puede usar como primer paso del método LOC. Las leches de almendra, coco y avena proporcionan una profunda hidratación; mientras que el aceite de oliva virgen extra ayuda a fortalecer cada mechón. “Super Milk” es el primer ideal. Por sí solo, es un gran desenredante que protege el cabello del calor, y también lo prepara para cualquier otro producto que quieras usar”, afirma la experta capilar.

Renee’s Shea Souffle, que se puede usar como segundo paso, ocupa un lugar especial en el corazón de Sarah. Este aceite para el cabello y el cuero cabelludo lleva el nombre de su hermana, ya que la fórmula está inspirada en una de sus recetas. Este producto es ligero, versátil y muy hidratante, gracias a la combinación de manteca de karité de comercio justo; aceites virgen extra de coco y ricino; y otros ingredientes acondicionadores.

Después de encontrar una receta en internet, Renée mezcló un poco de manteca de karité -que una amiga suya le trajo de Ghana- con aceites esenciales y creó un bálsamo para el cabello que compartió con amigos y familiares. Sarah lo usó en el cabello de sus hijos y le encantó que estuviera inspirado en la comunidad negra.

“Cuando llegué a Lush, instantáneamente pensé: ‘¡Lush necesita algo así!’ Quería usar la base de la receta de mi hermana porque, además de ser beneficiosa para el cabello, es genial para las raíces también. Y así fue como le pusimos el nombre de Renée. Tengo un hijo y dos hijas con texturas de cabello muy diferentes y funciona muy bien en todas ellas. Quiero que otras familias tengan un producto como este”, pensó Sarah.

Y finalmente, está el Curl Power, un producto al que yo le puse el nombre. Sarah creó esta crema para todas aquellas personas que querían lucir su cabello de forma natural. La manteca de cacao y la melaza, ingredientes profundamente hidratantes, se unen al gel de linaza para aportar al pelo todo lo que necesita, incluido un montón de brillo.

“La sociedad y los medios de comunicación le dicen constantemente a la gente negra que su cabello en su estado natural no es lo suficientemente bonito o lo suficientemente profesional. Curl Power es el producto de acabado definitivo para cualquiera que se sienta con el poder de llevar su cabello tal y como es. Sin calor y sin químicos, simplemente en su forma natural”, defiende Sarah.

Y esto no acaba aquí. Sarah continúa probando fórmulas secretas con la esperanza de hacer crecer la gama de cuidado afro. Puedes seguir sus andanzas en Instagram, donde también comparte un montón de información y consejos sobre cómo utilizar los productos de esta nueva gama.

 

Artículo escrito por Milla Alexander

Descubre todos los beneficios del co-wash para tu pelo

¿Qué es el co-wash?

Muchos shampoos están formulados para incluir sulfatos, que limpian el cabello a fondo, pero pueden eliminar los aceites naturales y la hidratación de las fibras capilares, dejándolas secas y propensas a romperse. Los cabellos afro y rizados pueden tardar días, e incluso semanas, en conseguir la hidratación que necesitan a través de rutinas como el método LOC. Estos beneficios pueden desaparecer fácilmente al usar shampoo de alta detergencia. El co-wash permite que el cabello mantenga sus niveles naturales de hidratación, aumentando así su resistencia. ¡También es una gran opción para las barbas!

Sarah Sango, especialista de Lush en cabello afro, explica que el co-wash es una alternativa ideal al shampoo para las melenas porosas y aquellas que pierden la humedad rápidamente. “Co-wash, o co-lavado, significa lavar el pelo con acondicionador en lugar de shampoo. Cuando vi por primera vez la gama de productos capilares de Lush, quería un co-wash que creara una espuma cremosa al instante; que pudiera distribuirse uniformemente por el pelo; y que no tuviera SLS. Quería tener la sensación de que conseguía una limpieza profunda con mi shampoo, pero sin sentir que mi pelo perdía la hidratación. Es importante que exista un equilibrio entre la hidratación y la limpieza”, opina la experta.

Ahí es donde entra en juego Avocado Co-Wash. Esta sólida apuesta, recientemente reformulada, proporciona a los rizos y cabellos afro un lavado suave sin SLS. En la lista de ingredientes encontrarás ahora Sodio Cocoyl Isethionate, una alternativa a los sulfatos recomendada para bebés, ya que es un surfactante que tiene una menor detergencia y que está indicado para el cabello frágil.

Por lo demás, Avocado Co-Wash sigue teniendo los mismos beneficios de siempre. Las mantecas orgánicas, y de comercio justo, de cacao y cupuacú se combinan con palta fresca para acondicionar e hidratar el cabello en profundidad; mientras que la infusión de romero, lavanda y ortiga alivia el cuero cabelludo.

Entonces, ¿cómo utilizo el co-wash?

Primero, mójate el pelo y masajea tu co-wash en el cuero cabelludo. Después, haz espuma entre las manos húmedas y extiéndela en los medios y puntas. Para acabar, masajea la raíz con la yema de los dedos antes de enjuagar bien. El co-wash, junto a la fricción del masaje, ayudará a eliminar la suciedad y los residuos sin deshacerse de los aceites naturales del cabello.

A continuación, utiliza tu acondicionador (recomendamos Power o Glory para el cabello afro) como de costumbre, usando los dedos o un peine de dientes anchos para eliminar cuidadosamente los enredos y repartir el producto a lo largo del cabello. Si crees que tu melena necesita un poco más de hidratación, puedes dejar actuar el acondicionador durante 20 minutos, utilizando un gorro de ducha para retener el calor. Finaliza enjuagando bien el pelo.

Dependiendo de los productos de fijación que uses, y de la frecuencia con la que uses el co-wash, puede que se acumule producto en el pelo y la raíz. En este caso, es aconsejable limpiar el cabello con un champú como Fairly Traded Honey cada pocos lavados, según sea necesario (por lo general cada tres semanas).

Así que, ahora que sabes lo que es, ¿por qué no intentas introducir el co-wash en tu rutina capilar?

Descubre la completa gama de cuidado del cabello afro aquí.

Sigue a Sarah, y a los expertos en cabello del Hair Lab de Lush, en Instagram para más consejos, rutinas y tips sobre cuidado capilar.

 

 

“Quería un co-wash que creara una espuma cremosa al instante; que pudiera distribuirse uniformemente por el pelo; y que no tuviera SLS”, Sarah Sango, experta de Lush en cabello afro.