Articulo

Dulces sueños

Equipo LUSH

A la mayoría nos gustaría ir a la cama más temprano para dormir un poco más, descansar y así tener más energía al día siguiente. El problema es que no siempre encontramos tiempo para dormir las horas que los expertos recomiendan. Y es que dormir ocho horas (o seis) a veces se convierte en una auténtica obra de ingeniería.

Y no pienses que es un mal que te afecta a ti solo, un 50% de los chilenos afirman sufrir algún trastorno de sueño tener una mala calidad del sueño, según la última Encuesta Nacional de Salud, que evalúa la calidad de vida de las personas.

Los malos hábitos de sueño causan cambios de humor, problemas de concentración en el trabajo y afectan a la salud. Para ayudarte a dormir mejor no podemos impedir que te sobresaltes con tus propios ronquidos, pero sí podemos darte una serie de consejos que te ayudarán a dormir.

Un buen baño

Un baño caliente lo cura todo. Lo ideal es dos horas antes de ir a dormir y esto tiene su explicación. La temperatura corporal baja durante un baño caliente, justo lo mismo que ocurre de forma natural cuando nos quedamos dormimos.

masaje1

Prueba con un masaje facial

A lo largo del día los músculos de la cara se van tensando, por eso, un masaje facial es ideal para relajar el rostro. Además, favorece el flujo sanguíneo y proporciona un mejor aspecto.

Por eso, usar productos aromáticos puede aumentar los beneficios del masaje. Los aceites de ylang ylang, lavanda, camomila y sándalo ayudan al sueño y a la relajación. Así que recuerda buscar esos ingredientes en los productos que vayas a usar para dormir mejor.

Y respira…

Perfumar la piel y la habitación antes de ir a dormir es el ritual perfecto para crear una atmósfera de paz. Hay algunas fragancias que son especialmente relajantes como el ylang ylang, el jazmín, la lavanda y la bergamota. Estos aceites esenciales ayudan a reducir el ritmo cardiaco, calmar el sistema nervioso, reducir la ansiedad y mejorar el ánimo. Rodéate de estos aromas y respira profundamente, antes de llegar a la tercera oveja ya estarás durmiendo.

Hidrata tu piel y reduce las luces

Además de seguir una rutina antes de ir a dormir, existen otras formas de convertir nuestro dormitorio en un templo del descanso, como decorarlo con plantas de las que limpian el aire o poner una iluminación más suave. También es recomendable evitar el uso de aparatos electrónicos en la cama e ir atenuando la luz, para que el cuerpo se vaya relajando, y que mejor que acodicionarlo con sleepy. 

 

Noticias relacionadas

Digital era

Articulo

Derechos Humanos en la Era Digital

> Leer más
glitch1_0

Articulo

Poniendo los derechos digitales en acción

> Leer más
mark1

Articulo

El plan maestro de LUSH Cosmetics

> Leer más
barras

Articulo

Revolución desnuda

> Leer más

Lo que compartimos con ustedes