Una piel suave por un mundo mejor

En Lush creemos que es nuestra responsabilidad contribuir a la conservación del medio ambiente, la protección de los animales y la defensa de los derechos humanos.

Queremos echar una mano a las asociaciones e iniciativas locales que persiguen un cambio real a largo plazo y una sociedad más justa para todo el mundo. Y por eso ofrecemos la oportunidad de poder de cambiar las cosas.

Para ayudar en las causas que más nos importan hemos creado una crema para cuerpo y manos, que es sin duda un gran producto no sólo por los beneficios que entrega en su uso, sino porque además reformula la forma habitual de apoyar a difernetes ONGs. Su nombre es “Charity Pot”.

Con una nueva fórmula auto-conservante y hecha con ingredientes sostenibles de los proyectos de nuestra Fundación Slush, llenamos este pote con nutritiva manteca de cacao de comercio justo de la Comunidad de Paz en Colombia, aceite de oliva de comercio justo y aceite de moringa de proyectos de permacultura en Kenya y Ghana.

Cada peso que pagas por una Charity Pot (menos el IVA) va íntegro a nuestro fondo solidario para apoyar proyectos asociativos que vayan acorde con nuestra ética y visión de un mundo mejor.

CharityPot

 

Nuestros tres pilares:

  • Protección de los animales

Como marca 100% vegetariana que somos, luchamos contra el testeo en animales del mundo y por supuesto apoyamos a los organismos que defienden los derechos animales y los protegen contra el maltrato, la negligencia y el sufrimiento.

  • Conservación del medio ambiente

Somos plenamente conscientes de la importancia de la conservación del medio ambiente, del impacto de las actividades del ser humano en la biodiversidad y de la amenaza del cambio climático. Por eso queremos respaldar las iniciativas que proponen soluciones alternativas y promueven cambios sostenibles en nuestras prácticas.

  • Defensa de los derechos humanos

Apoyamos asociaciones que defienden los derechos humanos y las minorías oprimidas. Por eso animamos a todos los organismos que luchan por cambiar prejuicios, mentalidades, prácticas o leyes injustas a que presenten su candidatura para recibir fondos.

 

Presentar una candidatura

Las campañas solidarias que apoyamos son de grupos pequeños que habitualmente tienen dificultades para recolectar fondos. La mayor parte de ellos los dirigen voluntarios o a veces un pequeño puñado de trabajadores. Este tipo de grupos suelen ser los más indicados para alcanzar cambios reales con medios limitados y luchan ardientemente para obtener esos medios. Nosotros los ayudamos porque podemos, pero sobre todo porque nos encanta hacerlo y porque creemos en ellos.

Solicita aquí tu formulario de opción a Charity Pot.

 

En Chile, hemos respaldado los siguientes proyectos:

  • OPRA CHILE (Organización por la Protección y el Derecho de los Animales)

OPRA se formó a fines del año 2005 con el objetivo de generar un cambio en la manera de actuar de las personas respecto al trato con los animales, su principal tarea es difundir la tenencia responsable de mascotas, además de realizar trabajos de esterilización y jornadas de adopción.

adopcion

http://www.oprachile.cl/

 

  • CODEFF

El Comité Pro Defensa de la Fauna y Flora, CODEFF, es una organización no gubernamental, ciudadana, nacional, participativa y sin fines de lucro; cuyo objetivo es incentivar la conservación de la naturaleza, el medioambiente y el desarrollo sustentable.

Junto a Codeff hemos podido aportar al desarrollo de los siguientes proyectos:

  • HUEMULES DE NIBLINTO

En esta reserva nacional se encuentran especies de fauna y flora en peligro de extinción.

Según los datos más alentadores, la población de huemules en Chile y Argentina no supera los dos mil ejemplares en la actualidad. Su distribución original en Chile iba desde el sur de Rancagua hasta el extremo sur de Chile. Hoy esta especie se encuentra en esta zona, en Chiloé y en las regiones XI y XII.

Desde 1929, el huemul -uno de los símbolos de nuestro escudo nacional- está protegido por leyes chilenas y convenciones internacionales que prohíben su caza, captura, tenencia, posesión, transporte y comercialización.

huemul

  • CAMPAÑA PINGUINOS

Campaña que busca realizar acciones concretas de conservación que vayan en beneficio del Pingüino de Humboldt (Spheniscus humboldti), especie protegida y que actualmente se encuentra en estado de vulnerabilidad .

El auge inmobiliario en el litoral central de Chile ha acarreado una serie de trastornos que pone en peligro la biodiversidad del lugar, afectando con fuerza a especies como el Pingüino de Humboldt, especie que nidifica en la zona protegida Isla Pájaro Niño y cuya población ha disminuido en un 70% en los últimos 15 años.

pinguinos

Página de inicio

Nuestra posición sobre el “comercio justo”

¿Qué es el comercio justo?

Cuando se fundó Lush en 1995, era casi imposible saber quién cultivaba o producía los artículos que se podían comprar en la calle o en el supermercado. La gente estaba preocupada, y con razón, por la explotación infantil, las malas condiciones de trabajo y la pobreza. En respuesta a esto, grupos alrededor del mundo establecieron un comercio directo de algunos productos, como el café, para que los productores pudiesen recibir un precio justo y los consumidores se sintiesen seguros sabiendo que estaban haciendo una buena elección. Estos grupos terminaron convirtiéndose en un movimiento global, y de ahí surgió la idea de “comercio justo”. Comercio justo significa comerciar teniendo siempre en mente el bienestar de los pequeños productores marginados, manteniendo relaciones a largo plazo y asegurando que los pequeños agricultores en países en vías de desarrollo puedan competir y prosperar dentro de la economía global.

La idea de “comercio justo” se ha visto formalizada por diferentes empresas que certifican buenas condiciones laborales y un precio justo por los bienes. La más conocida es Fairtrade International (FLO), los productores de la marca azul y verde “Fairtrade Mark”, y a quien pertenece la marca registrada “Fairtrade”, pero existen otras como por ejemplo Fair Trade Federation e IMO, que produce el certificado “Fair For Life”.

Lush y el comercio justo

Durante los últimos 10 años, hemos estado supervisando y desarrollando relaciones lo más directas posibles con los productores, para poder así asegurarnos que las condiciones de trabajo de nuestros proveedores son dignas y los precios son justos. Nos sentimos orgullosos de haber sido capaces de conseguir esto con muchos de nuestros ingredientes, porque realmente el comercio justo es una forma excelente de asegurarse esto.

Para nosotros es primordial que nuestros proveedores reciban sueldos justos y trabajen en condiciones laborales buenas.

Estas empresas que proveen auditorías y certificados son una manera estupenda de encontrar productores y de que los consumidores se queden tranquilos sabiendo que a estos productores se los trata con justicia.

Lush utiliza muchos ingredientes; muchos de ellos no tienen ningún tipo de certificado. Esto ocurre porque los ingredientes o sólo se cultivan localmente (en un país que no está cubierto por ningún certificador) o no se producen en masa, y por lo tanto no entran en sus programas. Actualmente nuestros sintéticos seguros no están cubiertos por ningún programa de comercio justo. Pero teniendo en cuenta todo nuestro material, es nuestra responsabilidad trabajar cerca de nuestros proveedores de forma que sepamos exactamente lo que compramos y cómo está elaborado. No siempre resulta sencillo, y supone mucho trabajo. Es un proceso continuo.

Para nosotros es importante construir una relación fuerte y de confianza con nuestros proveedores. Usar una etiqueta para demostrar que otras personas han revisado la cadena de suministro de un producto específico es una herramienta útil, pero en Lush preferimos hacerlo nosotros mismos. Algunos proveedores incluso deciden no estar certificados; puede que su estructura no cumpla todos los requisitos de la compañía de certificados, o puede que simplemente decidan no gastar su dinero en las comisiones que hay que pagar para estarlo. Adquirir un certificado externo debería ser una decisión del productor; y teniendo en cuenta que nuestras relaciones se basan en la confianza, nunca forzaremos a nuestros proveedores a hacerlo.

Certificación

Para poder usar el logo de uno de los certificadores, Lush necesitaría ser el titular de una licencia de algún organismo de certificación individual. Para que un artículo final reciba una etiqueta de comercio justo los organismos de certificación imponen diferentes umbrales de porcentaje de materiales en cada producto. En algunos casos, las empresas especifican que sólo los materiales de comercio justo certificados por su propio programa pueden ser utilizados en los productos que llevan esa acreditación. Teniendo en cuenta la variedad de ingredientes en cada producto, la mayor parte de ellos no pueden etiquetarse como comercio justo, pero en nuestras listas de ingredientes QI podemos mostrar qué materiales están certificados. Como Lush no tiene la acreditación “Comercio Justo” de Fairtrade Internation (FLO), sólo podemos usar este término para ingredientes que en el producto final llevan su marca. En otros productos llamamos a los materiales de comercio justo certificados por cualquier otro grupo “Comercio Justo”. El etiquetado de comercio justo comenzó con la comida, el té y el cacao. El etiquetado en cosmética es bastante reciente y no todos los países reconocen el certificado de comercio justo para este tipo de productos, así que necesitan ser etiquetados de otra forma.

Hacia dónde vamos

Nuestro objetivo es cuidar de las relaciones existentes y desarrollar otras nuevas y mejores para cada uno de nuestros ingredientes, para asegurarnos así de que no haya explotación infantil, que los sueldos sean justos, que sea sostenible para el medioambiente, que las condiciones de trabajo sean buenas, y que no haya ningún tipo de testado en animales. A veces nos ayudaremos de empresas de certificación, otras trabajaremos directamente con nuestros proveedores. A través de nuestro comercio directo, respeto mutuo, visitas regulares, y ahora con el SLush Fund, hemos encontrado maneras de hacer estas colaboraciones más fuertes, asegurándonos que los precios y las condiciones son correctas y justas. Somos ambiciosos y reconocemos que aún podemos mejorar. Todavía nos queda mucho trabajo por hacer. Pero para nosotros este compromiso cumple con los principios del comercio justo, y creemos que ésta es la única manera de hacer negocios. Creemos en fabricar productos efectivos, frescos y hechos a mano con los mejores ingredientes, y por eso seguimos comprando de forma fresca, justa y ética.

Campaña SOS Sumatra

“A finales de 2017, La sociedad del Orangután de Sumatra (SOS) unió fuerzas con Lush para llevar a cabo la campaña #sossumatra, el objetivo era aumentar la conciencia sobre la amenaza que enfrentan los orangutanes, que están en grave peligro de extinción, además de los efectos de la deforestación.”

“Solo quedan 14.600 orangutanes de Sumatra en libertad. Como homenaje, Lush hizo 14.600 unidades del jabón Orangután, que volaron, literalmente, de las estanterías y se agotaron en cuestión de días en muchos países.”

Las ganancias permitieron a nuestros socios en Indonesia, El Centro de Información del Orangután, comprar 50 hectáreas de plantaciones de aceite de palma, para recuperar y restaurar los bosques nativos de Bukit Mas (Colina de Oro), un área limítrofe con el ecosistema Leuser, en Sumatra. Esta parte del bosque está en peligro y cada semana, más y más orangutanes pierden su hábitat, a medida que la agricultura ilegal gana terreno. Al apoyarnos con la compra de tierras en esta zona del parque nacional, se permite a Lush y sus clientes ayudar a retener la pérdida de bosques.

¿Qué está pasando ahora?

Y ahora que se ha comprado la tierra, ¿qué pasará con ella? Helen nos explica que con el fin de aprovechar al máximo esta campaña, ha comenzado algo muy emocionante y conmovedor.

“Con el fin de devolver la tierra a la vida salvaje necesitamos, para empezar, quitar el aceite de palma. Aprovechando la oportunidad que teníamos de enviar un mensaje firme, nos pusimos en contacto con el artista Ernest Zacharevic y su equipo” nos dice Helen.

El grupo, que ya ha colaborado anteriormente con SOS en la campaña Splash and Burn, ha tallado una señal de auxilio gigante en la plantación, eliminado de manera selectiva las palmas de aceite para deletrear la palabra SOS.

“Visto desde el aire, se podría decir que es una llamada de socorro de un pedazo de tierra que una vez fue una frondosa selva tropical. Tenemos la intención de responder a esa señal, plantando miles de árboles semilleros de la selva tropical para reemplazar así el monocultivo de palma de aceite, recreando un ecosistema próspero y lleno de vida”, dice Helen.

El aceite de pachuli que regenera Sumatra

Lush obtiene el pachuli de Indonesia (Sumatra, Java y Sulawesi), pero la zona del ecosistema de Leuser se encuentra gravemente amenazada. Esta área protegida de la selva de Sumatra es la única en el mundo donde conviven tigres, elefantes, rinocerontes y orangutanes, todas especies en peligro de extinción.

En Gayo Lues, un distrito dedicado al cultivo de aceites esenciales, crece nuestro aceite de pachuli de Sumatra. Hasta ahora los procesos agrícolas de la zona dañaban la biodiversidad y perjudicaban a la comunidad. Los agricultores talaban nuevas secciones de los parques naturales cada temporada, utilizando técnicas de tala y quema, que pueden extenderse a otros bosques protegidos, poniendo en peligro la vida salvaje. Esta pérdida de hábitat, a su vez, rompe la conexión entre los corredores ecológicos, lo que dificulta que los animales puedan desplazarse sin pasar por tierra de cultivo. También deja a las especies protegidas, como los elefantes y los orangutanes, más vulnerables y expuestos a la caza furtiva.

Para garantizar que nuestro aceite de pachuli de Sumatra se obtiene de la manera más responsable y regenerativa posible, el equipo de compras ha pasado la última década trabajando sobre el terreno, con la ayuda del centro de Información del Orangután (OIC), una ONG hermanada con Lush. Hace dos años se inauguró el Centro de Permacultura Gayo Lues (GPC), una iniciativa conjunta entre el OIC y Lush para medir el impacto de la permacultura en la regeneración de las tierras dañadas.

Situado entre las laderas del norte de Sumatra, el entorno escarpado y las laderas inclinadas no ayudan a la regeneración. Los deslizamientos de tierra son una amenaza constante y la capa más superficial del terreno, cargada de nutrientes, puede desaparecer en cualquier momento. Esto deja el suelo infértil y obliga a los agricultores a trasladarse en busca de tierra que se pueda cultivar, a menudo dentro de los límites de los bosques protegidos.

El GPC ha demostrado que la permacultura es capaz de mantener la fertilidad del suelo, tal y como explica Sabar, director del centro: “Los cultivos suelen plantarse de manera que puedan acumular agua en torno a las raíces de las plantas”. Este proceso ayuda a mantener la tierra nutrida y puede ser reutilizada una y otra vez. La introducción de viveros también está siendo de gran ayuda en las tierras escarpadas, permitiendo un entorno de cultivo más estable.

Sabar sabe bien lo que es la permacultura y es todo un maestro en el arte de la regeneración. Su historia comienza a los 12 años, cuando fue adoptado en un centro de permacultura en Bali, después de perder a su familia en un tsunami en Sumatra. Aquí encontró su pasión y a los veintipocos ya lideraba el centro como consultor, justo coincidiendo con este momento, el equipo de compras de Lush se puso en contacto con la organización para empezar a trabajar con las comunidades locales de Gayo Lues. Sabar decidió volver a su país de origen para empezar a enseñar prácticas de agricultura sostenible.

A medida que aumenta la demanda de aceites esenciales, crece también la superficie de tierra necesaria. Los cultivos de pachuli ocupan cada vez más terreno y su popularidad no para de crecer. Ahora el GPC enfrenta el reto de seguir produciendo pachuli de forma regenerativa, al tiempo que mantiene unos ingresos estables. El centro ayuda a formar a los agricultores, compartiendo prácticas regenerativas con las que producir aceites esenciales de mayor calidad. Cuando Lush compra aceite de pachuli al GPC, una parte de los ingresos se destina a la gestión y mantenimiento del centro, ayudando así a la formación y el desarrollo. El resto de los fondos va directamente a los agricultores.

Esto no solo aumenta los ingresos de los agricultores de Sumatra, sino que también ayuda a la sostenibilidad. Muchos de los productores de la zona utilizan ahora un destilador de aceites esenciales que funciona con energía sostenible, procedente de una pequeña presa hidroeléctrica situada en un río cercano. Esto significa que el proceso de destilación, que normalmente se lleva a cabo quemando madera en alambiques, se genera con energía alternativa.

Durante la última década, hemos conseguido fomentar junto al OIC el uso de prácticas regenerativas en Sumatra. Ahora adquirimos pachuli en seis ciudades diferentes y siempre de forma sostenible. Pero todavía queda mucho trabajo por hacer para salvar la biodiversidad de esta isla, que sigue estando gravemente amenazada. Los esfuerzos del GPC pueden convertirse en una fuente de inspiración para las generaciones futuras de agricultores: si conseguimos que reconecten con la restauración, podremos conseguir también que entiendan la importancia de la tierra.

Escrito por Lauren Collins

Productos Desnudos: La revolución en la cosmética

Las barras de shampoo sólidas son una excelente alternativa a los shampoo líquidos. Son económicos de usar porque duran hasta 80 lavados, que son aproximadamente tres veces más largos que una botella promedio de 200 ml de este producto. Esto significa que cada barra desnuda y sin embalar que use ahorra hasta tres botellas de plástico del vertedero, y esto tiene un impacto muy positivo en el medio ambiente.

También existen otras ventajas de usar barras de shampoo. Se conservan completamente por sí mismos, por lo que no se deben agregar conservantes sintéticos para mantenerlos frescos, y son lo suficientemente suaves incluso para los cueros cabelludos más sensibles. También son una alternativa sin derrames al champú cuando viajas. Olvídate de decantar tu champú en botellas pequeñas porque las barras de champú sólidas pueden viajar en tu equipaje de mano.

Todo esto explica por qué, en el último año, se han vendido más de 2,5 millones de barras de shampoo en todo el mundo, y es emocionante pensar en el impacto positivo que esto podría tener en el medio ambiente si aún más ‘nos desnudamos’ con un shampoo sólido.

¿Qué son las barras de shampoo?

Las barras de shampoo fueron inventadas hace más de 20 años por el cofundador de Lush Mo Constantine y el químico cosmético Stan Krysztal. Fueron tan revolucionarios que Cosmetics to Go, la compañía que más tarde se convirtió en Lush, solicitó con éxito y obtuvo una patente para proteger este nuevo invento.

Mo y Stan rápidamente se dieron cuenta de que una barra de shampoo actuaba como la base perfecta para todo tipo de ingredientes naturales hermosos, por lo que ahora hay varias variedades diferentes para elegir, que contienen desde manteca de cacao y miel hasta menta y romero.

Estas barras no pueden ser más fáciles de usar; simplemente frota la barra entre tus manos mojadas o directamente sobre el cabello mojado para crear mucha espuma. A continuación, masajea la espuma en el cabello y el cuero cabelludo como lo haría normalmente, antes de enjuagar como de costumbre. Después del uso, deja la barra en el aire para que se seque, o en una lata redonda especialmente diseñada para mantenerla limpia y seca cuando viajas.

Más Belleza, Menos basura

Desde 2010, se han vendido más de nueve millones de barras de shampoo en todo el mundo, y eso es solo una fracción del número vendido desde que se inventaron.

Dado que cada una de estas barras hace el trabajo de tres botellas de shampoo, han logrado eliminar el uso de 30 millones de botellas de plástico que iban a ir directo la vertedero.

“Las pastillas Shampoo tienen un impacto enormemente positivo en el medio ambiente”, dice el cofundador de Lush, Mark Constantine. “Estamos extremadamente orgullosos de ellos porque son duraderos y están totalmente sin empaquetar. ¿Imagine la diferencia que haría si todos los estuvieran usando? Sería maravilloso si toda la industria siguiera nuestro ejemplo “.

De hecho, es imposible subestimar la diferencia que podría hacer si más personas usaran champús sólidos. Según las cifras de la agencia de inteligencia de mercado Euromonitor International, las ventas de productos para el cuidado del cabello aumentaron un 6% en 2012, y los champús representaron el 35% del gasto. Es seguro suponer que casi todos estos champús vienen en botellas de plástico destinadas a vertederos. Para empeorar las cosas, muchos de nosotros tiramos botellas medio usadas porque no ofrecen los resultados que esperamos, lo que aumenta los desechos.

“Si conseguimos el producto correcto y proporcionamos un buen servicio al cliente, existe una gran posibilidad de que hayamos evitado que dos botellas medio vacías del shampoo con rendimiento inferior de otra persona terminen en la basura”, explica Mark.

Naturalmente auto preservante

No se necesitan conservantes sintéticos para mantener las barras de shampoo frescas porque han sido formuladas de una manera que inhibe el crecimiento bacteriano. Las bacterias necesitan ciertas condiciones para prosperar y crecer, incluido el agua. Así que estas barras sólidas, que están hechas con poca o nada de agua, se conservan por sí mismas de forma innata, y se mantendrán de esa manera.

“Hicimos un descubrimiento encantador con nuestros productos de autoprotección”, explica Mark. “Si una fórmula se conserva por sí misma hoy, se conservará por sí misma la próxima semana, el próximo mes, el próximo año y dentro de diez años. Es un producto verdaderamente duradero porque no hará crecer errores en ningún momento “.

Esta es una gran noticia para las personas que prefieren evitar los conservantes sintéticos, y las barras de champú también son una buena opción para las personas con piel sensible. La técnica de aplicación significa que son más suaves que el shampoo líquido convencional, simplemente porque solo la espuma se aplica al cabello y al cuero cabelludo. El producto concentrado no entra en contacto directo con la piel, por lo que el riesgo de irritación es mínimo.

Within three months of its launch, Viagra had already earned Pfizer $400m,of trials of shockwave therapy currently going on in Europe and the US cheapviagraoverthecounterusass.net Connect has become available to buy over the counter without a prescription in the UK for the very first time. In November Kiedis stunned Viagra Over The Counter nobody dug on Indian burial songs on his timbenderhats.com previous water far from drinking too much wine as. USA

¿Cuál es el shampoo sólido ideal para ti?

Hay una impresionante gama de barras de shampoo para elegir, cada una creada para diversas necesidad. Encuentra la tuya aquí.