El plástico es un material increíble. Ha permitido que evolucionemos y hoy podamos cruzar el mundo de un lado a otro en horas. Salva muchas vidas y mejora la calidad de vida de muchas personas. Sirve para vestir, envasar o jugar. Es un material que se creó para ser eterno, y nosotros lo hemos hecho desechable. Creamos objetos con un material indestructible para que duren apenas unos minutos. Paradójico ¿no?

Hoy en día tenemos una relación tóxica con el plástico de un solo uso. Está presente en casi todos los aspectos de nuestra vida y eso ha creado una dependencia que puede acabar destruyendo el planeta. Y solo tenemos uno.

Por eso queremos invitarte y animarte a dejarlos.

Creemos que la solución a este problema no se encuentra en el futuro, sino en el pasado. Debemos mirara hacia atrás y ver cómo vivían nuestros abuelos, sin apenas plástico. Queremos crear debate con nuestros clientes y conocer las dificultades que encuentran en este mundo actual, hiperglobalizado y consumista. Compartir datos, muchas veces escalofriantes, sobre el daño que los plásticos de un solo uso están ocasionándole al planeta, pero también las soluciones.

Nunca pienses que tu no cuentas y que hacer un esfuerzo no vale la pena – Rowena Bird, co fundadora de Lush

Pero y ¿QUÉ PROBLEMA HAY?

La respuesta es sencilla, que hay plástico por todas partes. De hecho nuestro planeta se está ahogando en plásticos.

En todo el mundo, se compran 1 millón de botellas de plástico cada minuto y 5 billones de bolsas de plástico al año. El 50% de todo el plástico que se produce está diseñado para usarse una sola vez. Luego se desecha.

¿CÓMO HEMOS LLEGADO HASTA AQUÍ?

Entre 1950 y 1970 la producción de plástico era mínima por lo que la cantidad de desechos que se generaban era bastante manejable. Sin embargo, a principios del siglo XXI generamos más basura en un década que en los 40 años anteriores.

En la actualidad, producimos 300 millones de toneladas de plástico cada año. Lo que pesa toda la humanidad junta.

Entonces ¿CUÁL ES LA SOLUCIÓN?

Teniendo en cuenta que solo el 9% de todo el plástico producido se recicla y que más de 8,3 millones toneladas de plástico acaban en nuestros océanos cada año, la solución pasa por rechazar el plástico de un solo uso.

Para equiparar las 8,3 millones toneladas piensa en 822.000 Torres Eiffel, 25.000 Empire State, 80 millones de ballenas azules o un billón de elefantes. ¡Un billón de elefantes!

El gobierno se ha dado cuenta del daño que está ocasionado este material al planeta y por eso ha decidido aprobar la ley que prohíbe la entrega de pajitas, bastoncillos y cubiertos de plástico a fines de 2021. Para desalentar el plástico de un sólo uso.

Estas iniciativas están muy bien pero en estos dos años llegaremos a superar las 500 toneladas de plástico producidas, lo que supondría un 900% más que los niveles de 1980.

Un reporte realizado por Oceana y Plastic Ocean estableció que en Chile se generan al año 23.240 toneladas de plásticos de un solo uso provenientes de locales de venta de alimentos como son bares, cafeterías y delivery

El estudio indica que, esta cifra, es comparable al peso de 116 ballenas azules o al volumen de cinco piscinas olímpicas o a la huella de carbono que una persona en auto dejaría al dar vuelta a la Tierra 5.300 veces, entre otras comparaciones.

¿POR QUÉ ESPERAR SI PODEMOS EMPEZAR YA A CAMBIAR LA SITUACIÓN? 

Cada gesto cuenta así que anota por donde puedes empezar

  1. Ponerte al día leyendo los siguientes artículos
  2. Reducir tu uso del plástico comprando sin el en donde puedas.
  3. Unirte al movimiento subiendo posts sobre lo que estás haciendo para reducir tu plástico con el hashtag #reducetuplástico
  4. Llevar siempre tu bolsa reutilizable
El plástico no es el problema, es el abuso de este en áreas que podrían funcionar perfectamente sin el -Rowena Bird, co fundadora de Lush.

Luchar contra el plástico no será sencillo, pero si todos y todas hacemos un pequeño cambio hoy, siendo casi 8 mil millones de personas en el mundo, el impacto seguro que será enorme mañana.

 

← Volver a todos los articulos
Articulos

Atrévete a dejarlos

Hoy en día tenemos una relación tóxica con el plástico de un solo uso. Está presente en casi todos los aspectos de nuestra vida y eso ha creado una dependencia que puede acabar destruyendo el planeta. Y solo tenemos uno.

Por eso queremos invitarte y animarte a dejarlos.

Creemos que la solución a este problema no se encuentra en el futuro, sino en el pasado. Debemos mirara hacia atrás y ver cómo vivían nuestros abuelos, sin apenas plástico. Queremos crear debate con nuestros clientes y conocer las dificultades que encuentran en este mundo actual, hiperglobalizado y consumista. Compartir datos, muchas veces escalofriantes, sobre el daño que los plásticos de un solo uso están ocasionándole al planeta, pero también las soluciones.

Nunca pienses que tu no cuentas y que hacer un esfuerzo no vale la pena – Rowena Bird, co fundadora de Lush

Pero y ¿QUÉ PROBLEMA HAY?

La respuesta es sencilla, que hay plástico por todas partes. De hecho nuestro planeta se está ahogando en plásticos.

En todo el mundo, se compran 1 millón de botellas de plástico cada minuto y 5 billones de bolsas de plástico al año. El 50% de todo el plástico que se produce está diseñado para usarse una sola vez. Luego se desecha.

¿CÓMO HEMOS LLEGADO HASTA AQUÍ?

Entre 1950 y 1970 la producción de plástico era mínima por lo que la cantidad de desechos que se generaban era bastante manejable. Sin embargo, a principios del siglo XXI generamos más basura en un década que en los 40 años anteriores.

En la actualidad, producimos 300 millones de toneladas de plástico cada año. Lo que pesa toda la humanidad junta.

Entonces ¿CUÁL ES LA SOLUCIÓN?

Teniendo en cuenta que solo el 9% de todo el plástico producido se recicla y que más de 8,3 millones toneladas de plástico acaban en nuestros océanos cada año, la solución pasa por rechazar el plástico de un solo uso.

Para equiparar las 8,3 millones toneladas piensa en 822.000 Torres Eiffel, 25.000 Empire State, 80 millones de ballenas azules o un billón de elefantes. ¡Un billón de elefantes!

El gobierno se ha dado cuenta del daño que está ocasionado este material al planeta y por eso ha decidido aprobar la ley que prohíbe la entrega de pajitas, bastoncillos y cubiertos de plástico a fines de 2021. Para desalentar el plástico de un sólo uso.

Estas iniciativas están muy bien pero en estos dos años llegaremos a superar las 500 toneladas de plástico producidas, lo que supondría un 900% más que los niveles de 1980.

Un reporte realizado por Oceana y Plastic Ocean estableció que en Chile se generan al año 23.240 toneladas de plásticos de un solo uso provenientes de locales de venta de alimentos como son bares, cafeterías y delivery

El estudio indica que, esta cifra, es comparable al peso de 116 ballenas azules o al volumen de cinco piscinas olímpicas o a la huella de carbono que una persona en auto dejaría al dar vuelta a la Tierra 5.300 veces, entre otras comparaciones.

¿POR QUÉ ESPERAR SI PODEMOS EMPEZAR YA A CAMBIAR LA SITUACIÓN? 

Cada gesto cuenta así que anota por donde puedes empezar

  1. Ponerte al día leyendo los siguientes artículos
  2. Reducir tu uso del plástico comprando sin el en donde puedas.
  3. Unirte al movimiento subiendo posts sobre lo que estás haciendo para reducir tu plástico con el hashtag #reducetuplástico
  4. Llevar siempre tu bolsa reutilizable
El plástico no es el problema, es el abuso de este en áreas que podrían funcionar perfectamente sin el -Rowena Bird, co fundadora de Lush.

Luchar contra el plástico no será sencillo, pero si todos y todas hacemos un pequeño cambio hoy, siendo casi 8 mil millones de personas en el mundo, el impacto seguro que será enorme mañana.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *